Ultimas Noticias

Inicio > Código > Noticias

NUEVOS LAZOS

  por Mónica Chama

"Los hombres no son "naturalmente" cretinos, sino producto de un discurso que, en algún momento, los erigió como portadores de un poder imaginario"

Cuantiosa legislación, tratados internacionales con jerarquía constitucional, numerosas acciones de los gobiernos, el arduo trabajo de las organizaciones de la sociedad, el apoyo de los medios de comunicación... y aún así la violencia contra mujeres y niñas nos preocupa y nos ocupa globalmente.

Es cada vez más brutal y despiadada, vemos con horror que aumentan las cifras de femicidios tanto como los ataques y acosos a mujeres y niñas. La crueldad no cesa, el dolor tampoco.
Algo falla, algo no alcanza o tal vez falta. Arriesgo y digo: el trabajo sostenido con los varones.

Posiblemente el dolor y la indignación que genera esta situación nos impide pensar que los hombres también son una construcción del universo simbólico, que no son "naturalmente" cretinos, sino producto de un discurso que, en algún momento, los erigió como portadores de un poder imaginario y hoy no sólo los excluye de ese lugar sino que, además, no les ofrece un nuevo ideal con el cual identificarse.

Ya no son los "señores amos" , los proveedores, los salvadores. Su semblante tradicional de mentiroso poder ante el "sexo débil" se ha desvanecido. Me pregunto: ¿su violencia no señalará sus propias dificultades para acompañar a una mujer que ha dejado de ser lo que era?, ¿su impotencia para ocupar un lugar diferente al de "dueño" de sí mismo y de los otros?, ¿su perplejidad ante la aparición de sus propias debilidades en un mundo en el que le han cambiado los papeles?

El golpe aparece como único camino para sacarse de encima una realidad molesta y que se personaliza en alguien cercano, ¿mensajero? ¿testigo?. Generalmente la mujer que acompaña su vida, a veces la familia de la misma y hasta a los propios hijos. Hay que dañar a quien nos enrostra lo que no queremos ver.

Sostengo que ese lugar masculino también ha sido, y es, una construcción de la cultura, y con ello no intento liberar a los varones de su responsabilidad sino de su culpabilidad y de cierta tendencia a olvidar que la sociedad entera es violentada cuando rige la lógica dominador-dominado, aceptado-excluido, víctima-victimario, lugares de bizarra alternancia.

Y en esto quiero ser clara, sin duda es imprescindible un esquema claro de sanciones legales y judiciales, un esquema claro de atención a las alertas, un esquema claro de protección y atención a las víctimas. Un esquema claro de cuidado hacia las mujeres.

Sin embargo faltan acciones dirigidas a los varones. Ellos también necesitan ayuda.
En ese camino celebro profundamente la decisión del Ministerio de Derechos Humanos y Justicia de la provincia de Salta que ha puesto en marcha el Programa de Intervención para hombres -PRIHO-, demostrando que, cuando hay decisión política, las herramientas se multiplican.

Hay que ser creativas e inventar estrategias que los incluyan como actores de una nueva relación entre los sexos. Ardua tarea tenemos por delante. Sin duda tan ardua como interesante y divertida, si nos unimos, porque no hay mejor camino que el camino compartido.

Con la certeza de que tenemos derecho a un buen encuentro, considero imprescindible que se siga el ejemplo salteño y se incluya, en los programas y acciones de gobiernos y organizaciones civiles, el trabajo con los varones. Ellos también deben ser capaces de cambiar su mirada.

______

Públicado el 2 de octubre por www.lahoradesalta.com.ar

05/10/2017




Más articulos

EUROPA FRENTE A SU DESTINO

JUAN ARCHIBALDO LANÚS

LOS JUSTOS DE ISRAEL

MARIO VARGAS LLOSA

Conozca el Código de derechos Humanos.