Ultimas Noticias

Inicio > Código > Noticias

ALIMENTAR, SANAR Y EDUCAR EN LAS ESCUELAS

  por DANIEL HERRENDORF

"Si vamos a esperar a que el capitalismo "derrame" dentro de algunas décadas -cosa que no sucede hace 50 años- ¿qué comerán los pobres esta noche?"

Los altos índices de pobreza exigen buscar menos culpables y más soluciones. Los políticos no deben entretenerse en debates de pura abstracción, pues los hambrientos siguen, mientras tanto, sin comer.

El primer vínculo estable entre la sociedad civil y la prestación social es la escuela pública. La escuela gratuita de nivel pre-escolar, primario y medio debe recibir a los niños y adolescentes desde los 2 años hasta los 18 para educarlos, alimentarlos y sanarlos; el sistemas debe comprender doble escolaridad: las escuelas deben educar mental y físicamente, proveer cuatro comidas diarias a los estudiantes, y observar su salud con planes integrales de vacunación y seguimiento de las aptitudes psico-físicas de los chicos y adolescentes.

También debe preverse una amplia dotación de microbuses escolares que asuma la carga presupuestaria de trasladarlos, y el otorgamiento de todos los insumos necesarios para estudiar.

Tal desarrollo disminuiría la pobreza de manera concreta. Las familias que viven en la indigencia ya no tendrán que preocuparse por alimentar o sanar a sus hijos, pues la sociedad se hará cargo de ellos en sus escuelas, convertidas así en centros cívicos de contención familiar. De este modo disminuiría en absoluto la deserción escolar y el analfabetismo.

La situación laboral de los padres debe ser atendida asimismo en las escuelas, con especialistas que orienten hacia el encuentro de un trabajo digno y estable, pues el desempleo y el subempleo impactan muy desdichadamente en el ánimo y el desarrollo psico-afectivo de los niños. La escuela debe ser un centro de orientación familiar.

Difícilmente niños y adolescentes que reciban gratuitamente alimentación, saber, educación física, atención médica y contención psicológica, se vean tentados por el alcoholismo, la adicción o la delincuencia.


Al finalizar la enseñanza media la escuela debe promover la educación universitaria con amplios y generosos sistemas de becas que brinden recursos para concluir sus carreras de grado. De tal modo el estimulo por estudiar estaría siempre ofrecido.

El mandato de "crecer y multiplicarnos" no significa que seamos muchos y más gordos: importa universalizar el saber, proveer la nutrición integral y la salud individual. Niños sanos, nutridos y educados formarán generaciones de altísimo valor y dignidad.

Es éste el verdadero progreso, al que medimos falsamente de acuerdo a la tecnología. Lo cierto es que mientras existe el hundimiento en la pobreza, la tecnología es un decorado inepto que declara la mezquindad social.

Un niño con hambre desafía todo el sistema institucional y declara su fracaso.

Por supuesto que este programa tiene un alto costo fiscal y hay que pagarlo: si estamos organizados como sociedad debe ser para algo.

Si vamos a esperar a que el capitalismo "derrame" dentro de algunas décadas -cosa que no sucede hace 50 años- ¿qué comerán los pobres esta noche?

02/10/2017




Más articulos

LA MODERNIDAD LÍQUIDA

IIDH-AMÉRICA / ZYGMUNT BAUMAN

EUROPA FRENTE A SU DESTINO

JUAN ARCHIBALDO LANÚS

LA JUSTICIA CONSTITUCIONAL EN EL PORVENIR

JOSÉ RAMÓN COSSÍO DÍAZ

ANTES DEL PRÓXIMO INCENDIO

DANIEL E. HERRENDORF

NI VIVOS, NI MUERTOS. DESAPARECIDOS

MARÍA VERÓNICA GUSSO

Conozca el Código de derechos Humanos.