Ultimas Noticias

Inicio > Código > Noticias

ESTUDIO PRELIMINAR AL CÓDIGO DE DERECHOS HUMANOS

  por CARLOS S. FAYT

"ADEMÁS DE SER UNA OBRA DE ALTO VALOR CULTURAL Y CIENTÍFICO, ES UNA EXCELENTE HERRAMIENTA PARA AQUELLOS QUE -POR INQUIETUDES PERSONALES- TENGAN INTERÉS EN EL ESTUDIO DE ESTOS TEMAS"

Se ha interpretado que Platón, al destruir lo suprasensible, inició lo que suele llamarse la segunda navegación . Siempre he desconfiado de esta expresión y aprovecho esta honrosa ocasión para decir por qué: el conocimiento del hombre se divide según los distintos objetos de estudio, pero en la realidad éstos se encuentran íntimamente entrelazados dando luz al complejo velo de nuestras existencia. 

 

De esta forma, cada ciencia estudia un aspecto diferente de la realidad y está constantemente embarcándose hacia nuevos horizontes, tanto para profundizar el saber como para confirmar las certezas y nutrir el espíritu del hombre con sabiduría y fortaleza. Pero no se trata de muchos viajes aislados, según el prisma con el que se lo mire, sino que se trata de una sola e inagotable marcha.

 

Platón simplemente tomó los remos en el punto donde los filósofos naturalistas, como Tales de Mileto, Anaximandro o Empedocles los dejaron. Toda obra artística, toda pieza musical, cada ensayo filosófico o jurídico, cada descubrimiento contribuye al conocimiento universal del hombre, siendo toda la humanidad tripulante de este barco que se interna en las oscuras aguas de la incertidumbre para definir el contorno de las cosas, su esencia y su más profundo significado.

   

No es una labor simple, exige voluntad inquebrantable, moral desinteresada y una capacidad intelectual que permita al sujeto alzarse por sobre las circunstancias que le embargan para obtener una visión clara del mundo y todo cuanto lo rodea, una visión sub specie aeternitatis. Pero a pesar de sus dificultades, no hay nada más gratificante que el fruto de la acción creadora como resultado de aquello que nos hace hombres: el pensamiento.

 

El Código de Derechos Humanos que me propongo comentar, y el Tratado que lo contiene -obra del escritor y filósofo Daniel E. Herrendorf (1)-  está embuido de ese espíritu visionario, de progreso y optimismo, siendo un certero ensayo sobre la historia de los derechos fundamentales del hombre, un minucioso estudio sobre su situación actual y una interesante propuesta para su proyección en el futuro.

 

La obra comienza con las formulaciones y visiones que los más notables jurisconsultos romanos, como Ulpiano, tenían sobre el llamado derecho de gentes -la piedad filial, el derecho de legítima defensa, el respeto a la religión, el derecho de paz y de guerra-, sus análisis y sus conversiones en el ámbito de la concepción del hombre como sujeto de derechos, digno y libre, para desembocar en los fundamentos del derecho internacional en cuanto a las relaciones entre los estados, el estado y el hombre, y de los hombres entre sí.

 

A continuación, con sumo detalle y precisión, se realiza un examen sobre el sistema interamericano de protección y defensa de los derechos humanos. Luego se presenta un estudio profundizado de la teoría del derecho en relación a los derechos fundamentales, garantías, principios constitucionales y declaraciones.

 

Por último la obra trata la cuestión de la internacionalización de los derechos humanos, el debate y la realidad de los crímenes inindultables, imprescriptibles e inamnistiables, la lesa humanidad desde la óptica de autores de la envergadura de Kelsen y Cossio, los tribunales internacionales y la inutilidad del derecho declarado frente a los desafíos de la miseria indescriptible, la pobreza crónica y el desarrollo desigual.

 

A modo de conclusión, se adentra en una cuestión fundamental, no sólo dentro del ámbito del derecho sino también dentro de la organización político-social, que concierne a cada hombre como individuo particular y como miembro de la sociedad: la filosofía de la historia, que va más allá del esencial estudio del pasado del hombre, pretendiendo encontrar el posible fin teleológico de su desarrollo.

 

Este Tratado Internacional de Derechos Humanos y el Código de Derechos Humanos es el fruto de un arduo trabajo y de una larga carrera de investigación jurídica, política y social. Se destaca por la meticulosa recopilación doctrinaria y jurisprudencial que contiene, la cual brinda al lector un detallado panorama sobre la situación actual de los derechos humanos; abarcando de esta manera al objeto casi en su totalidad.

 

Por ello mismo, además de ser una obra de alto valor cultural y científico, es una excelente herramienta para aquellos que -por inquietudes personales- tengan interés en el estudio de estos temas, o bien, que por cuestiones profesionales se vean obligados a interiorizarse en la materia.

 

En cuanto a su autor, el Dr. Daniel E. Herrendorf es un escritor de renombre respaldado por sus notables obra de ficción, entre ellas cabe citar Memorias de Antinoo -inspirada en Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar- y Evita, la loca de casa, y por sus múltiples libros sobre los derechos humanos, entre los que se destacan Los derechos humanos ante la justicia -Garantía de la Libertad Innominada y Teoría General y Política de los Derechos Humanos-. Asimismo, además de haber incursionado en la filosofía y la sociología, es co-autor junto al gran jurista Germán Bidart Campos del libro Principios de derechos humanos y garantías.

 

Asimismo el Dr. Herrendorf, ha sido destacado con los cargos de profesor de Filosofía del Derecho y Derechos Fundamentales (Unam - México DF), Asesor Experto del Alto Comisionado de Naciones Unidad para los Refugiados (ACNUR) y presidente del Fondo de Cultura y Mecenazgo del Sur.

 

He aquí una obra cuyo valor no sólo debe ser medida por la claridad de sus ideas y reflexiones, por la elocuencia con que cada oración lleva hasta al más caprichoso de los lectores a la conciencia y al entendimiento, por sus certeras conclusiones, o la simple claridad con que hablan los maestros: debe ser medida según la excelente disposición de un hombre que, con alma de sabio, se ha aventurado hasta los rincones más profundos de la condición humana, no sólo para aprender sino también para enseñar.

 

El Dr. Herrendorf me invitó a redactar estas palabras que, según sus reflexiones, "serán la llave maestra que abrirá cada tomo de la obra". Con el mismo entusiasmo y espíritu optimista con que este autor cinceló su escultura maestra, yo la presento y la recomiendo no sólo como obra jurídica sino también como un profundo ensayo sobre la dignidad del hombre. 

 

_____

(1) HERRENDORF, Daniel E., "Tratado Internacional de Derechos Humanos", cuatro tomos, Ed. Thomson-Reuters, Buenos Aires 2014.

 

© Carlos S. FAYT

26/02/2016




Más articulos

LA MODERNIDAD LÍQUIDA

IIDH-AMÉRICA / ZYGMUNT BAUMAN

LA JUSTICIA CONSTITUCIONAL EN EL PORVENIR

JOSÉ RAMÓN COSSÍO DÍAZ

Conozca el Código de derechos Humanos.